colores del faisán tenebroso macho adulto  

El faisán tenebroso es un ave de la familia Phaisanidae del orden Galliformes, poseen una larga cola y el macho, como todas las aves de esta familia, presenta un hermoso colorido. Las plumas se disponen como "escamas" azules y verdes, que expuestas al sol producen un llamativo efecto iridiscente. Alrededor de los ojos, lo adorna una importante zona de piel roja, la que se amplía e hincha en los momentos de tensión, como ser pelea con otro macho o durante el cortejo. Dos cuernitos recubiertos de plumas adornan su cráneo. La foto describe mucho mejor la belleza de un macho de faisán tenebroso adulto. .
 Las hembras, como se verá en las fotos siguientes no poseen gran colorido, el tono predominante de sus plumas es marrón oscuro.
 Se supone que el origen del faisán tenebroso, sería una mutación de color del faisán común o de collar (faisán Colchicus), el que es originario de Asia.

 
  Por su porte, su peso y su carne son muy apreciados en las mejores cocinas. Sin embargo presta, debido a su belleza, un gran servicio como ave ornamental. Si bien es de carácter arisco, y no permite  que se lo toque, ni come de la mano, como es muy curioso, sigue con mucha atención cualquier actividad que realice su dueño.  
     
 
de esta animal ha mutado el faisán tenebroso estampa del faisán tenebroso
 
     
     Faisán común o de collar (faisán Colchicus).                Su mutación: faisán tenebroso.  
     
 
En la foto puede apreciarse la diferencia de colorido existente entre el macho y la hembra del faisán tenebroso.
Las hembras suelen ser poco cuidadosas en lo referente al lugar donde ponen sus huevos. Tampoco suelen ser útiles para incubarlos, y mucho menos cuidar a los  faisanuchos que pudieran nacer. Claro está, que siempre existen excepciones, aunque desdichadamente son muy pocas.
A favor de las faisanas tenebrosas  puede decirse que son mucho más mansas, con sus dueños, que los machos .
  casal de faisán tenebroso
 
  En alguna ocasiones los machos pueden atacar a las hembras hiriéndolas gravemente, e incluso matarlas. Para prevenir estos sucesos, es importante armar los planteles de reproductores con anterioridad al comienzo de la época del celo de los machos , es decir antes de agosto. También debe asegurarse una abundante provisión de agua y alimento, para que los ejemplares no deban competir por ellos. Evitar el hacinamiento es otra importante forma de prevenir estos sucesos.
Afortunadamente la necesidad de agresión generalmente desaparece, si el animal agredido tiene posibilidades  de apartarse de la vista del agresor. A tales efectos, es importante instalar en los corrales perchas, para que los agredidos puedan refugiarse en lugares altos. Además deberá instalarse, como puede apreciarse a la derecha en la foto, una chapa tras la cual la hembra perseguida pueda ocultarse; es muy importante que el refugio que se provea tenga entrada y salida, para evitar que el ave perseguida quede atrapada si su perseguidor es muy tenaz.
Muy raramente el perseguido puede ser el macho, el que utilizará las mismas protecciones provistas, tal cual lo hacen las hembras.
 
     
 
faisan tenebroso desafiante faisán tenebroso en retirada
 
     
         Faisán tenebroso macho visto de frente           Vista dorsal de un macho de faisán tenebroso  
     
 

LlA PIEL ROJA CUBRE LA CARA DEL FAISAN TENEBROSO

 
     
 

Detalle de la cabeza de un faisán macho adulto

 
     
 

detalle de una hembra de faisán tenebroso

  Como se ha dicho anteriormente, la hembra del faisán tenebroso, en cautiverio, no es confiable para llevar a buen término la incubación de los huevos, y posterior cuidado de los faisanuchos. Esto se debe, por supuesto, a la acción del hombre, quien ha industrializado la producción de estos animales, relevando de tales tareas a las hembras a lo largo de muchísimas generaciones, lo que ha generado aves con el instinto de incubación y cría muy disminuidos. Por lo tanto para lograr la incubación de los huevos de faisanes tenebrosos, se debe recurrir a otras aves o bien al uso de mini incubadoras.
 
     
 
El principal inconveniente para incubar los huevos de faisán tenebroso, con gallinas, es que primero debe criarse y seleccionarse, un plantel de gallinas que posean un fuerte instinto que las induzcan a realizar dicha incubación con todos los cuidados requeridos. Cualquier ejemplar que fracase dos o más veces, deberá eliminárselo del plantel inmediatamente. Las gallinas más recomendables para esta tarea suelen ser las pigmeas. Sin embargo las pigmeas tienen el inconveniente de poder incubar solamente unos 6 huevos a la vez. Naturalmente, las gallinas se encluecan 3 ó 4 veces al año. Algunos ejemplares permiten que se reemplacen los pollitos, en este caso faisanuchos que nacen, por una nueva tanda de huevos. Para preservar la salud de la hembra que empolla, no es conveniente someterla a más de 3 incubaciones consecutivas.
Con este método de incubación hay que tener

INCUBACIÓN DE HUEVOS DE FAISÁN TENEBROS CON UNA CLUECA DE GALLINA PIGMEA

 
  el cuidado de colocar el nido dentro de una jaula de malla fina (1 cm por 1 cm) y que su dimensión no supere un diámetro de 0,8 metros. Esto es necesario porque al nacer los faisanuchos no reconocen el llamado de la gallina, un ave con voz distinta al de las faisanas, y en consecuencia, dada su gran vitalidad se dispersan rápidamente, lo que provoca una inevitable pérdida de ejemplares.
Hay que tener sumo cuidado, cuando las temperaturas ambientes superan 30º C, para no permitir que piojillos infesten a la gallina clueca, pues puede abandonar el nido por esta causa perdiéndose los eventuales nacimientos, y en el caso que los faisanuchos ya hayan nacido, pueden ser matados rápidamente por esta plaga. Para prevenir o combatir estos ectoparásitos, es conveniente espolvorear, sobre la espalda de la gallina un talco piojicida, o mejor aun, rociar la gallina, el nido y zonas cercanas a él , con una solución acuosa de piretroides.
 
     
 
La otra opción es utilizar una incubadora, que para un productor principiante convendrá que sea una "mini incubadora", con capacidad no mayor a 30 huevos de gallina, que le permitirá incubar más de 40 huevos de faisán.
A no preocuparse por el consumo, es muy pequeño, y realmente el productor no notará diferencia en su facturación por gasto de energía eléctrica.
Los únicos inconveniente de este método, son el peligro  de cortes de energía eléctrica que pueden hacer fracasar la puesta si son muy largos, y los cuidados que debe prestarse a los huevos: control de temperatura, humedad y rotación manual.
 
     
 
Para el pequeño productor, llenar la bandeja de la incubadora con huevos de una sola clase, puede resultar casi imposible. Entonces puede aprovecharse el espacio sobrante, para incubar huevos de otras gallináceas.
En la foto se pueden ver huevos grises de faisán tenebroso, huevos pequeños de faisán dorado, huevos medianos de gallina pigmea, y grandes huevos marrones de gallinas ponedoras.
Aunque no es conveniente mezclar huevos de distintas clases, ya que los tiempos y temperaturas de incubación son algo diferentes para cada gallinácea, iniciando el proceso simultáneamente con todos los huevos, puede llegarse a tener buenos resultados.

 
  Las marcas que se ven en los huevos son para facilitar la rotación manual de los mismos.  
 

 

 
 

FAISAN

Los huevos de faisán tenebroso, eclosionan aproximadamente a los 27 días, dependiendo fundamentalmente de la constancia de la temperratura.
 
     
 

FAISAN

FAISAN

 
     
 

El proceso de abandonar el huevo, sin lugar a dudas es un pequeño milagro.

 
 
   
FAISAN FAISAN
   
El faisanucho, todavía húmedo, comienza a recorrer y reconocer su lugar de nacimiento.
   
FAISAN

Salido del huevo el faisanucho debe permanecer  en la incubadora, durante un tiempo no inferior a 24 horas, ni superior a las 36 horas. Este es el tiempo que necesita para secarse totalmente, y para fortalecerse lo suficiente para poder se trasladado a la jaula de cría. Durante este período no es necesario alimentarlo ni proveerle agua, ya que el faisanucho consumirá las reservas de alimento obtenidas de la clara y yema del huevo, en el cual se originó.

   

Durante esta espera nacen el resto de los faisanuchos, en el caso de la foto dorados y tenebrosos.
Los huevos que se destinan a la incubación no es conveniente que tengan más de diez días, ni menos que veinticuatro horas. Como para el pequeño criador, no suele ser posible obtener en diez días, la cantidad suficiente de huevos para ocupar toda la bandeja de la incubadora, un listón puede separar dos tandas de huevos con distinta fecha de inicio de incubación, para un mejor aprovechamiento de la misma.
La separación de los huevos es necesaria, porque el tratamiento de estos es distinto, como se verá en la página dedicada a la  incubación, según la fecha de ingreso a la incubadora.

FAISANES
   
FAISANES

Reuniendo faisanuchos para pasar a la caja criadora.

   
FAISANES FAISANES
   
Primer día en la caja criadora Despertar en el segundo día.
   
FAISANES FAISANES
   
Tercer día Cuarto día
   
FAISANES

Es fundamental la higiene de piso, comedero  y  bebedero de la caja criadora, para preservar la salud de los faisanuchos.
Debe destacarse que lo más importante es la higiene del bebedero, ya que los faisanuchos tienen una gran habilidad para ensuciar rápidamente al agua. Además debe colocarse un recipiente invertido en el centro del bebedero para imposibilitar que los faisanuchos caigan al agua y se mojen.

   
   
FAISANES FAISANES
   
Quinto día, se empiezan a ver plumas en las alas. Sexto día.
   
FAISANES FAISANES
   
Séptimo día, Octavo día.
   
FAISANES FAISANES
   
Noveno día. Décimo día.
   
FAISANES FAISANES
   
Décimo primer día, las alas ya están muy marcadas Décimo segundo día.
   
FAISANES FAISANES
   
Décimo tercer día, los faisanuchos son lo suficientemente grandes como para retirarles el piso de abrigo, y dejar que se desplacen directamente sobre la malla de alambre, lo que será otro aporte a la higiene de la caja de cría.
   
Faisanuchos de una semana, dos semanas y de 45 días FAISANES
   
CRIA DE FAISANES

FAISANES

   
Para el productor principiante, no es necesario poseer una caja criadora, los faisanuchos pueden desarrollarse muy bien en una simple caja de cartón, cambiando el piso a diario, y calefaccionando con una lámpara de no más de 25 wats. 
   

La convivencia de pollitos de diferentes clases, no trae problemas durante los primeros veinticinco días, luego hay que vigilar para evitar que los animales más activos, generalmente los tenebrosos, piquen hasta herir a los pollitos más pasivos.

 
Con una edad de doce meses, este faisán esta en proceso de cambio de plumas para enfrentar el verano, y listo para trabajar de mascota en un parque, o de reproductor, o ser destinado a la venta o canje, y en el peor de los casos ,para él, ser usado como exquisito manjar. FAISANES
   
FAISAN FAISAN
   
Fisanucho hembra de cuatro meses Faisanucho macho de cuatro meses
   
Faisanucho macho de ocho meses FAISAN
   
   
   
 
   
 

 

  Free counter and web stats